La obesidad, el racismo y el covid-19: Una combinación mortal

Durante los primeros días de la pandemia del covid-19, las personas que tenían más probabilidades de ser hospitalizadas o de morir por el virus tenían algunas cosas en común.

La edad era el mayor factor de riesgo par enfermarse gravemente de covid-19. La raza y la etnia también parecían tener una conexión, puesto que las muertes por covid-19 eran mayores para personas de raza negra, hispánicas y nativas estadounidenses.

Tener dos o más condiciones médicas (denominadas comorbilidades) incrementa el riesgo de enfermedad grave y de muerte por covid-19. Pero algunas de las comorbilidades que se escuchan, tales como el asma, enfermedades cardiacas, enfermedades pulmonares y la diabetes, no daban a los pacientes de covid-19 el mayor riesgo de hospitalización y de muerte.

Era la obesidad.

“La obesidad es una enfermedad caracterizada por un proceso inflamatorio crónico que tuvo un impacto importante en varios factores durante la pandemia”, dijo Fatima Cody Stanford, M.D., M.P.H., M.P.A., una profesora adjunta de medicina en el Hospital general de Massachusetts y científica médica de la obesidad. “El covid-19 es un proceso inflamatorio agudo y estas dos cosas [el covid-19 y la obesidad] no son una buena combinación”.

Estudios demuestran que factores determinantes sociales de la salud, las condiciones de los entornos donde las personas nacen, viven, aprenden, trabajan, juegan, rinden culto y envejecen, hicieron que el virus sea peor para personas que viven con obesidad. El covid-19 también fue peor para personas de color. En su charla de TEDx de 2021, Cody Stanford dijo que las personas de color estaban luchando contra tres pandemias, la obesidad, el racismo y el covid-19.

Lee: Factores determinantes sociales de la salud, desigualdades de la salud y equidad de la salud >>

¿En qué forma afecta la obesidad al covid-19?

Las características de la obesidad proporcionan una idea de por qué el covid-19 fue tan mortal.

“Una razón muy simple fue que los pacientes con obesidad no podían expandir sus pulmones mucho”, dijo Holly F. Lofton, M.D., directora del programa médico de administración de peso de Langone Health de NYU y miembro del consejo de la salud de la mujer de HealthyWomen. “Si agregas una enfermedad respiratoria tal como el covid-19 a una condición que ya impide que expandas tus pulmones, la mucosidad empezará a acumularse y será muy difícil expulsarla”.

La Dra. Lofton mencionó que personas con obesidad usualmente tienen un mayor perímetro de la cintura, definido como más de 35 pulgadas para las mujeres y más de 40 para los hombres. Esa masa de la sección media presiona el diafragma, lo cual hace que la cavidad torácica alrededor de los pulmones sea más pequeña. Para pacientes con covid-19, la cavidad torácica más pequeña hace que haya menos espacio para respirar cuando el aire es lo que más se necesita.

La grasa causa inflamación. Las células grasas secretan citocinas que son hormonas inflamatorias que puede empeorar la función inmunológica. Las personas con obesidad tienen altos niveles de una de estas citocinas (interleucina-6 o IL-6) y altos niveles de IL-6 se asocian a malos resultados para pacientes de covid-19.

La inflamación proveniente de la obesidad también es un factor de riesgo para la formación de coágulos de sangre. La Dra. Lofton dijo que advierte a personas con obesidad, que aparte de eso son saludables, antes de cirugías para reducir el peso, acerca de los riesgos de que se formen coágulos. Pueden ocurrir coágulos de sangre en respuesta a infecciones o a la falta de movimiento. Hay más posibilidades de que la sangre se coagule como una reacción a la inflamación causada por el covid-19 y cuando los coágulos llegan a las arterias y a las venas en los órganos, pueden causar un ataque cardiaco, un derrame, daños a los órganos o la muerte.

Cuando la obesidad, los factores determinantes sociales de la salud y el covid-19 coinciden

La obesidad es una enfermedad. Un estudio de los Centros para la prevención y control de enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) que hace seguimiento de los índices de obesidad descubrió que mujeres de raza negra o afroamericanas tenían los índices más altos de obesidad en comparación con cualquier otro grupo racial con un 57%. Para las mujeres hispanas, el 44% viven con obesidad. Las mujeres blancas no hispanas tienen un índice del 40% de obesidad mientras que las mujeres asiáticas tenían los índices más bajos de obesidad con un 17%. Otro estudio demostró que el 48% de todos los nativos estadounidenses tenían obesidad.

Al igual que con otras enfermedades, factores determinantes sociales de la salud afectan la obesidad, con muchos de los siguientes factores que contribuyen con su desarrollo.

  • El racismo y la discriminación: Las inequidades históricas y actuales en función de la raza en la atención médica, la vivienda, la educación, la justicia penal y las finanzas han demostrado ser factores que contribuyen con la obesidad.

    The Black Women’s Health Study [El estudio de la salud de mujeres de raza negra] fue el primero en demostrar realmente en que forma la exposición al racismo predispone a personas a un mayor riesgo de obesidad”, dijo Cody Stanford. “Cuando experimentas racismo como una persona de raza negra aquí en EE.UU. o en cualquier lugar, tienes estrés. El estrés causa que se almacene adiposa [ tejido graso]”.

    Ciertamente no faltó estrés crónico durante 2020 para las personas que perdieron amigos y parientes por el covid-19 y por la exposición pública de actos de violencia racial, tales como los asesinatos de George Floyd, Breonna Taylor y Ahmaud Arbery.

  • Acceso a la atención médica: Una falta de seguros, transporte, cuidado infantil o la imposibilidad de tomar días de descanso puede dificultar visitar a proveedores de atención médica (HCP, por sus siglas en inglés). Diferencias culturales, barreras lingüísticas y prejuicios de los proveedores médicos también pueden afectar la calidad de atención médica que la gente recibe.

    Lee: El costo de los prejuicios raciales en la atención obstétrica y ginecológica >>

    La Dra. Lofton mencionó que la desconfianza médica de personas de color, causada por ejemplos históricos tales como el estudio de sífilis de Tuskegee y la esterilización forzosa de mujeres de raza negra, latinas y nativas estadounidenses, junto con experiencias personales de mala atención pueden hacer que sea menos probable que personas de grupos marginados traten de obtener tratamiento.

    Aunque el acceso a la atención médica frecuentemente está relacionado con la educación, los ingresos y diferencias de riqueza, las personas de color con antecedentes socioeconómicos más privilegiados también reportan desigualdades en el tratamiento que creen que está asociado a su raza o etnia.

    Al inicio de la pandemia en 2020, se conocieron historias de personas de color que no fueron admitidas en hospitales en áreas urbanas y muchos murieron de covid-19 en sus hogares. La Dra. Lofton mencionó la inequidad farmacológica que es cuando los prejuicios o no tener seguro hace que grupos marginados reciban medicamentos más viejos o menos eficaces cuando se dispone de mejores tratamientos. Por ejemplo, cuando los medicamentos contra el covid-19 estuvieron disponibles en el mercado, las personas de color tuvieron menos posibilidades de recibirlos.

  • Desiertos alimenticios, inseguridad alimenticia y zonas sin alimentos saludables: Áreas que no tienen supermercados ni restaurantes, así como opciones alimenticias más saludables y menos caras se denominan desiertos alimenticios. Pueden encontrarse en muchas áreas urbanas y rurales en las que viven personas de color. Incluso cuando hay alimentos disponibles, menores ingresos también pueden causar inseguridad alimenticia, que es cuando las personas no pueden comprar suficiente comida.

    Frecuentemente hay muchos restaurantes de comida rápida con opciones más procesadas y menos nutritivas disponibles en estas áreas. Muchas veces, se encuentran incluso en la misma cuadra. Estas se denominan zonas sin alimentos saludables.

    “Son convenientes, baratas y fáciles”, dijo Cody Stanford. “Y cuando tienes estrés, ¿qué quiere tu cuerpo? Quiere cosas que sean reconfortantes y la comida rápida puede serlo”.

  • Ocupaciones: Las personas de color tienen más posibilidades de trabajar como empleados esenciales que interactúan con el público en general o de realizar tareas laborales en lugares cerrados sin la opción de trabajar desde el hogar. Podrían tener menor flexibilidad financiera para abandonar esos trabajos o para quedarse en sus hogares cuando se enferman, lo cual hace que tengan un mayor riesgo de contagiarse de covid-19.
  • Prejuicios de peso: Varios estudios descubrieron que los HCP tienen prejuicios negativos en contra de pacientes con sobrepeso u obesidad, lo cual podría afectar la calidad de atención que reciben.

    “Existen momentos en los que los médicos deben tomar una decisión, ‘¿a quién voy a asignar el respirador? Solo hay un respirador, pero dos pacientes lo necesitan’”, dijo la Dra. Lofton, mencionando que el prejuicio del peso podría ser un factor determinante en esos casos.

Mejorar los resultados

Si tienes obesidad, puedes hacer lo más posible para protegerte del covid-19 manteniéndote al día con las vacunas contra el covid-19 y tomando medidas preventivas cuando estés en público, tales como usar una mascarilla y lavarte las manos frecuentemente o usar desinfectante de manos. También puedes mejorar tus resultados haciéndote pruebas inmediatamente si tienes síntomas y comunicándote con tu HCP lo antes posible si sospechas que tienes covid-19 para que recibas un tratamiento oportunamente.

Es posible que no controles muchos de los factores que contribuyen con enfermarse del covid-19. Pero estudios sugieren que tratamientos contra la obesidad pueden mejorar tu salud general y reducir el riesgo de malos resultados por el covid-19. Un estudio determinó que pacientes que tuvieron cirugía para disminuir su peso tuvieron un riesgo 60% menor de desarrollar complicaciones graves relacionadas con el covid-19.

Además de las medidas preventivas, la Dra. Lofton puso énfasis en la importancia de que los HCP sigan estudiando porque eso será útil para eliminar prejuicios relacionados con el peso en la atención médica.

“Los médicos deben estar conscientes de que existe un prejuicio inconsciente relacionado con el peso y que deberíamos tratar de eliminarlo cuando tratamos pacientes con obesidad”, dijo la Dra. Lofton.

Cody Stanford dijo que su enfoque es mejorar la salud general lo cual será útil para reducir la inflamación crónica que causa la obesidad y que hace que otras enfermedades, tales como el covid-19, sean más peligrosas, reconociendo como afecta la intersección de raza y clase en los resultados generales.

“Mi meta es hacer que las personas sean más felices y saludables”, dijo. “No se trata de que alcancen un número en una balanza, sino que nos fijamos en los valores del colesterol, del azúcar en la sangre en ayunas, en los valores insulínicos, en la función hepática, todo en conjunto. Pongo énfasis en el elemento de la salud que falta y en tratar de prevenir todas las enfermedades causadas por la obesidad”.

Este recurso se preparó con el apoyo de Pfizer.






Credit : Source Post

We will be happy to hear your thoughts

Leave a reply

Simplyhealthyme.store
Logo
Enable registration in settings - general
Compare items
  • Total (0)
Compare
0
Shopping cart